Introducción

I.
Ante la profunda crisis que vive el Ecuador, distintos sectores viene reclamando un cambio de modelo económico. La redefinición de un nuevo modelo debe partir de un inventario de recursos ypotencialidades con que cuenta el país, procurando el rescate de los valores y principios que sustentan el convivir nacional. Precisamente en este ámbito debería darse mayor importancia a los sectoresdonde se aplican sistemas de cooperación o de economía solidaria, que se sustentan en la práctica de los principios de solidaridad, ayuda mutua y democracia; siempre como objetivo fundamental eldesarrollo del ser humano.

Lamentablemente estas Cooperativa de Ahorro y Crédito, al no tener reglas y parámetros claros de administración y control, son presa fácil de la improvisación, la ineficiencia,la inequidad, que repercuten en servicios de mala calidad a sus asociados, y como uno de sus beneficios se han constituido las llamadas Cooperativa de Ahorro y Crédito, constituyéndose en unaalternativa real ante la crisis ya que procuran un reparto más equitativo de la riqueza, y son organizaciones donde la democracia y la solidaridad funcionan mejor; por ello coadyuvar al fortalecimiento deestas actividades dará lugar a un manejo más adecuado de los recursos de sus asociados.

Para que exista una entidad «asociativa» no basta que un grupo de personas asocien su esfuerzo propio al de losdemás, sino también que desarrollen un Fondo de Caja Económica, ante la necesidad de conseguir un préstamo para solventar problemas de trabajo, salud, educación, mejoras del hogar, etc. Es decir quelos asociados asuman el carácter de copropietarios y tomen a su cargo la administración de las «Cooperativa de Ahorro y Crédito».

Se trata entonces de una distinción muy importante de este sistemasocioeconómico, ya que ninguna asociación de personas es verdaderamente tal, mientras no organice y administre una empresa de economía solidaria, así como ninguna unidad económica es verdaderamente…